Mejores canciones de 2018: 100 selecciones de personal de cartelera

El Top 40 fue un lugar extraño en 2018, un lugar donde el éxito No. 1 de Nosotros de más larga duración tenía dos acordes y cero coros o ganchos obvios, y otros No. 1 incluían una odisea de rap psicológico de tres movimientos, un Afrobeat-trap canción de protesta y una balada de Burn Book de celebridades de R&B. La definición de música pop siempre está cambiando, pero los últimos 12 meses en particular se sintieron como un año de transición, un presagio de un futuro donde la corriente principal de la música es casi irreconocible desde la perspectiva de donde estábamos hace una década.

Afortunadamente, eso también hizo que este fuera uno de los años más emocionantes para los sencillos en las listas y en nuestras propias listas de reproducción personales en la memoria reciente, uno en el que los mayores éxitos fueron también algunos de los más desafiantes y gratificantes, y en el que las canciones pop más convencionales que se abrió paso a gran escala se sintió más fresco que en mucho tiempo. Y, por supuesto, debajo de la superficie, muchos artistas marginales estaban creando improvisaciones menos escuchadas que recordaban el pasado olvidado o predijeron un futuro aún más fascinante.

Relacionado

Músicos que se han abierto sobre sus problemas de salud mental

Explorar

Explorar

cardi b

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Desde Shallow hasta The Middle y High Hopes, la música fue cautivadora en todos los niveles en 2018. Aquí están las 100 canciones favoritas del año del personal de Nosotros .

100. Maroon 5 hazaña. Cardi B, Chicas como tú

¿Qué es lo mismo que un riff de guitarra valiente más los tonos suaves de Adam Levines más un verso de Cardi B? Un obvio topper de la lista Hot 100 y un elemento encantador en la radio pop de 2018. Después de que los intentos recientes de un éxito cruzado con Kendrick Lamar (Dont Want a Know) y Future (Cold) arrojaron resultados mixtos, Maroon 5 encontró una ecuación con un rapero que funcionó totalmente. Sí, es una Cardi B más dócil que la estrella de Invasion of Privacy , pero su incorporación eleva a Girls del número estándar de Maroon 5 a un atasco que las chicas (y chicos) de todos los gustos pueden respaldar. DENISE WARNER

99. Jessie Reyez, Recuento de cadáveres

Reyez nos entendió desde la primera línea de esta declaración de independencia romántica: No tienes que decirme sobre el número de muertos/ No necesito saber los nombres de tus ex. Nacida en Canadá de padres colombianos, Reyez explora todos los niveles de emoción en su penetrante jam acústico. Posee una voz que puede ser desafiante y acariciadora; un estilo que atraviesa el rap, el pop y el R&B; y suficiente atractivo cruzado para enganchar un codiciado espacio de actuación en los MTV Video Music Awards de este año. LEILA COBO

98. Padres jóvenes, en mi opinión

El trío británico Young Fathers ha estado eliminando las restricciones de género desde su debut en 2013, y en este sencillo de adelanto de su tercer LP, Cocoa Sugar, mezclan pop, gospel, hip hop y rock hasta que todo se pliega en un indefinible-pero-todo. -consumiendo tres minutos y 15 segundos. La identidad de múltiples capas de la canción se corresponde con la escala de sus letras: la historia de un hombre que lucha contra el ego y el materialismo, tejiendo entre visiones de su funeral, referencias bíblicas y una lucha de poder romántica. ERIC FRANKENBERG

97. Avril Lavigne, Cabeza sobre el agua

Aquí está para nunca crecer, cantó Lavigne hace cinco años en su último álbum de estudio. Esto es solo para tratar de mantenerse con vida, básicamente canta en el sencillo de regreso de este año, que detalla un momento bajo en su lucha contra la enfermedad de Lyme cuando aceptó la muerte. Lavigne no es exactamente la misma artista que dejamos en 2013: está cambiando Hot Topic por vestidos fluidos de Galadriel, guitarras puntiagudas por pianos y cuerdas, ¿ podría hacerlo más obvio ? Sin embargo, su mensaje desde un lugar oscuro es tan fascinante como sus desventuras borrachas, y sus letras sobre volverse a Dios en un momento de crisis han convertido a Head Over Water en el centro improbable de Sk8er-girlz-and-Christian-. Diagrama de radio Venn. NOLAN FEENEY

96. Death Cab for Cutie, Fiebre del oro

Cuando ocurra la Singularidad, no se sorprenda si los robots adoptan la voz emocionalmente distante de Ben Gibbard. Lo que no podrán replicar es su talento para escribir canciones que hacen que loss suene tan jodidamente irresistible. Con una muestra circular de pisotones de pandereta del groover Mind Train de Yoko Onos de 1971, Gold Rush suena como si llegara de otra era mientras Gibbard lamenta el horizonte en constante cambio de su ciudad natal de Seattle y los sentimientos de despojo que inspiran. Parece que nunca dejé de perderte/ Como cada inmersión se convierte en algo nuevo/ Y todos nuestros fantasmas son barridos/ No solía ser así, canta en medio de florituras de piano y armonías al estilo Beatle de Stay Stay the same . Por supuesto, no solo canta sobre edificios. FRANK DIGIACOMO

95. Nicki Minaj, Sueños de Barbie

Barbie Dreams, la tercera pista viciosamente divertida del cuarto álbum de Nicki Minaj, Queen , fue la que hizo que todos hablaran. La canción se inspiró en el obsceno Just Playing (Dreams) de Notorious BIG, de su álbum debut, Ready to Die de 1994. La canción de Nicki presenta el mismo gancho y la muestra de James Brown Blues and Pants, pero mientras Biggies repasó a todas las mujeres de R&B con las que quería acostarse, Nicki usa sus versos para asar a algunos raperos famosos (y un jugador de fútbol). Drake vale cien mil, siempre comprándome mierda/ Pero no sé si el coño se moja o si llora y caga, escupe, antes de ir tras Meek Mill, Lil Uzi Vert y muchos otros colaboradores y contemporáneos. Diss pista? No, dice la reina, aunque todavía está en debate si eso disminuyó o no el escozor de las bofetadas que dio. CRISTINA WERTHMAN

94. Mallrat, Comestibles

Se han escrito miles de canciones sobre la emoción de estar enamorado. Pero, ¿y la molestia? La recién llegada del pop alternativo australiano Mallrat reprime sentimientos de lucha (creo que se suponía que era, Im Miss Independent) en este punto acústico pegajoso y chasqueante de dedos del EP debut, In the Sky , sobre las cosas tontas que nos decimos a nosotros mismos cuando nos gusta alguien. pero ojalá no lo hiciéramos. Hay algo entrañable en la forma en que trina si quieres hacer la compra (¿qué podría ser más mundano o más personal?), bailando alrededor de sus emociones con dulzura y arrogancia. Algo así como una conversación se está desarrollando entre las notas dichosas rasgueos de guitarra insinúan un amor en ciernes; Mallrat responde encogiéndose de hombros. TATIANA CIRISANO

93. Bajo, Desorden

Puede que sea o no el fin del mundo tal como lo conocemos, pero definitivamente comienza con un terremoto: desde el primer temblor de graves y el rasguño del sintetizador del contador Geiger de Lows Disarray, puedes decir que la Tierra está temblando debajo de ti y podría nunca volver a ser estable. Pocos habrían recurrido a estos veteranos del slowcore del Noroeste de un cuarto de siglo para proporcionar la encapsulación sónica más fascinante del tumulto de 2018, pero ningún sonido de este año fue más reconfortante o más aterrador que el grupo que declaraba en fantasmal armonía de tres partes: Before it falls en total desorden / Tendrás que aprender a vivir de una manera diferente. En otras palabras: podría ser hora de que incluso Lenny Bruce comience a tener un poco de miedo. ANDREW UNTERBERGER

92. Becky G & Natti Natasha, Sin Pijama

La noción de dos chicas haciendo cosas malas ha sido prácticamente inexistente en la música latina. Sin Pijama (Sin Pijamas) cambia la imagen de la chica agradable, con las estrellas Becky G y Natti Natasha intercambiando líneas sin pedir disculpas como si siempre hubiera sido una dama, pero soy un vagabundo en la cama. El hecho de que Sin pijama sea un tema de pop-reggaetn eminentemente pegadizo no hace más que ayudar a su causa. LC

91. Serpiente con pies, bendice tu corazón

Little in 2018 sonaba como serpentwithfeet: teatral, texturizado con vibrato, literario, dispuesto a renunciar a la estructura para llegar a emociones más profundas y aterradoras. Bless ur heart cierra el suelo del álbum de 2018, y la experiencia de la canción es perpetuamente sorprendente. Josiah White tiene una de esas voces que embriagan más por su idiosincrasia e imperfecciones que por sus baches suaves, y es difícil imaginar a alguien más interpretando sus letras. El primer verso es suelo en miniatura, pasando de ideas y lenguaje pomposos a una inmersión directa en el meollo del asunto, donde deja claro: Muchacho, quien lea sobre cuánto te adoro/ Espero que mis palabras les traigan algo nuevo. , algo nuevo. ROSS SCARANO

90. Valee hazaña. Jeremih, Womp Womp

En un año en el que muchos recién llegados al rap se definieron por la bufonada imprudente y la seriedad de los ojos tristes, ninguno llegó con el tipo de golpe que Valee entregó con Womp Womp, su furtiva colaboración con su compatriota Jeremih de Chicago. El firmante de GOOD Music, cuyo estilo de rap, el jefe de su sello Kanye West, calificó como el más popular en el rap, encuentra una manera de torcer y doblar las palabras en su flujo para adaptarse al ritmo, (camiseta VLONE, deja el cupé corriendo no será largo/ Comida china, wonton, también podría probar eso una vez) mientras Jeremih marca el tono con su voz maleable. Un quemador bajo que se apagó en los meses de verano. DAN RYS

89. Ezra Furman, Chupa la sangre de mi herida

La pista principal del cantautor independiente Ezra Furmans Transangelic Exodus se lanza directamente a la historia de fondo brillantemente extraña del álbum: un hombre y su extraño amante ángel forajido se ponen al volante y se dan a la fuga en un futuro distópico. Las voces de Furman en la cinemática rockera springsteeniana son trémulas pero urgentes, como si fueran plenamente conscientes de que la lucha contra The Man es tan desesperada como necesaria. JOE LYNCH

88. Marshmello y Bastilla, más felices

Ignora el título y la producción: Happier puede parecerse a un atasco optimista con su caída de ritmo animado, pero el esfuerzo colaborativo de Marshmello y Bastilles cuenta una triste historia sobre dejar una relación antes de que una de las partes esté lista para terminar (La imagen de ti siendo con otra persona, bueno, me está comiendo por dentro, canta el líder Dan Smith). El desgarrador video musical abarca por completo el dolor que viene con la pérdida, y ayudó a impulsar la canción a la cima del No. 3 en el Hot 100, la mejor marca hasta ahora para cualquiera de los artistas. ALEXA BIANCHI

87. IU, BBIBBI

Si BTS demostró que el K-pop consciente puede cruzarse, IU defiende el K-pop profundamente personal. IU, el pájaro cantor que encabeza las listas de éxitos de Corea, lanza una advertencia a los que odian y a los críticos con este corte de R&B engañosamente dulce y animado, que la encuentra dando una TARJETA amarilla a aquellos que faltan al respeto e infringen la privacidad de alguien. El sencillo no solo comenta las experiencias de IU en la vida pública, sino que funciona como un himno de empoderamiento universal, conociendo y reconociendo el valor y los derechos personales. jeff benjamin

86. Rina Sawayama, Cereza

En un año en el que la conversación cultural sobre el género y la fluidez sexual se volvió más matizada que nunca, el sencillo disco-pop Cherry de Rina Sawayama, nacida en Japón y criada en el Reino Unido, se siente a la vez revelador e informal, evitando los adornos engañosos de los himnos pop de experimentación sexual del pasado. . Mientras canta, Aferrándose a los sentimientos/ No estoy acostumbrada a sentir/ Porque, oh, me hacen sentir viva, la voz de Sawayama se dispara hacia el cielo, combinándose perfectamente con su libertad recién descubierta y la aceptación de sí misma como una mujer pansexual. ERIC FRANKENBERG

85. Bebe Rexha, soy un desastre

Im a Mess es un bienvenido recordatorio de que Bebe Rexha también es capaz de encontrar oro fuera de las colaboraciones. La pista es a la vez autocrítica y optimista, construida alrededor de la seguridad en sí misma de Rexhas en el coro de que todo saldrá bien después de todo, así lo dijo su terapeuta. Rexha obtuvo su primer éxito en el top 40 en solitario con el corte inteligente, gracias en parte a un video musical bien coreografiado (que transportó a los fanáticos a un manicomio), una interpretación elaborada de la canción en los MTV EMA de 2018 y una aún más interesante. en el desfile de modas de Victoria's Secret. Desde entonces, ha estado iluminando el circuito de Jingle Ball, con Mess brindando su mejor oportunidad hasta ahora para brillar por sí misma. GAB GINSBERG

84. FISHER, Perdiéndolo

Uno de los actos de música dance más emocionantes de 2018 se puede encontrar en Down Under: Fisher, el surfista profesional convertido en DJ profesional que iluminó festivales e innumerables clubes con Losing It. El embriagador single house ha sido interpretado por cientos de actos de gira, incluidos Skrillex y Tisto, además de curadores de BBC Radio 1 como Annie Nightingale y MistaJam. La canción también ha pasado la friolera de 15 semanas y cuenta con la lista de canciones electrónicas/de baile caliente de Nosotros y continúa subiendo de rango, por lo que es probable que la pierda con esta hasta bien entrado 2019. DAVID RISHTY

83. Khalid, 6LACK y Ty Dolla $ign, OTW

Desde la perspectiva de los celosos freelancers de todo el mundo, 2018 fue el año de Ty Dolla $ign, quien prestó su pluma, voz y afición por las desagradables citas a tus artistas favoritos. Producido por R&B-Drakes, el arma secreta Nineteen85, OTW es el sonido de Khalid poniéndose al nivel de Tys, maltratando un poco su imagen pero sin llegar al verdadero comportamiento de R&B Lothario, como escoger lencería. (Tys lo tiene cubierto). 6lack de Atlanta también contribuye, brindando una fuerza en números que restaura, aunque sea brevemente, el sentimiento glorioso de los grupos de R&B de los 90. RS

82. Lauv, me gusto más

En una época en la que el hip-hop domina la lista Hot 100, es raro ver brillar una dulce e inocente canción de amor pop-rock. Pero Lauv elaboró ??una canción encantadora que resonó con más que solo fanáticos de To All the Boys Ive Loved Before gracias a un riff animado y reconocible al instante, los cantantes canturrean brillantemente y hacen cumplidos dignos de desmayo como Me gusto más cuando estoy contigo. La canción ayudó a Lauv a obtener el puesto número 1 en la lista de artistas emergentes y entrar en el top 40 de la lista Year-End Hot 100, pero quizás lo más importante, también demostró que la caballerosidad no está totalmente muerta en 2018. TAYLOR WEATHERBY

81. Los interruptores, Shes Kerosene

¿Una canción de ska entre las cinco primeras en 2018? No lo esperábamos y, francamente, los Interrupters tampoco: es como si tuviéramos un asiento en la mesa que ni siquiera sabíamos que estaba allí para nosotros, dijo el guitarrista Kevin Bivona a Nosotros , llamando desde un estacionamiento del Warped Tour en julio. Desde esa entrevista, el sencillo incendiario de los punks de Los Ángeles subió al número 4 en la lista de canciones alternativas, lo que los convirtió en la primera banda de ska liderada por una mujer desde No Doubt hace casi dos décadas en llegar tan alto. En el éxito sorpresa, la líder Aimee Interrupter Allen, que había pasado por el timbre de las grandes discográficas como solista unos 15 años antes, lucha para salir de una relación abusiva entre ritmos de guitarra sucintos y encantadores de serpientes y fuegos artificiales vocales grupales. CHRIS PAYNE

80. Hazaña BlocBoy JB. Drake, parece vivo

Aunque Drake es la estrella de hip-hop más grande del mundo, todavía pasa un tiempo considerable en las trincheras buscando talentos emergentes. Para su primer co-firma de 2018, se asoció con Memphis BlocBoy JB en Look Alive. El verso de BlocBoys casi merece un respaldo de la NRA con advertencias repetidas de que si cruza este par, los rociará como Febreze y obtendrá rondas como Sugar Ray Robinson. Drizzy no se pone tan duro, pero regresó con más aguijón (Porque les dije que dejamos esa mierda atrás, pero mentí) para aquellos que piensan que se ha vuelto demasiado blando últimamente. Su mejor bar "Me he ido" desde julio, porque actuar como si hubiera muerto fue a la vez una inteligente flexión sobre su importancia para el juego del hip-hop y tal vez una pista sobre el mes en que su álbum Scorpion incendiaría el mundo del streaming. . TREVOR ANDERSON

79. Sakima hazaña. RoboKid, Aplicaciones

Si soy la única perra en tu mapa/ Tienes que borrar todas esas otras aplicaciones, comienza la cantautora inglesa Sakima en esta vibrante unión de grunge-pop con el productor Robokid de Los Ángeles. El raspado frío y metálico de la pista transforma la conversación más millennial que decide que es hora de eliminar OkCupid, Grindr, Tinder y similares antes de pasar a un cortejo más profundo en un manifiesto de mazmorra sexual dominante. PATRICK CROWLEY

78. Sharon Van Etten, niña que regresa

El primer sencillo de Sharon Van Ettens de su próximo álbum, Remind Me Tomorrow de 2019, es un regreso ansioso para una rockera que vivió una gran cantidad de vida y formó una familia, y lanzó una carrera como actriz en los cuatro años transcurridos desde 2014 . allí Comeback Kid ve a Van Etten favoreciendo los sintetizadores, la percusión y un toque vintage sobre el indie-rock guiado por guitarra que perfeccionó anteriormente. Ella agarra el micrófono y se aferra a él mientras busca un lugar en el mismo panteón de gritos del espíritu punk que Patti Smith y Joan Jett y, como era de esperar, lo clava. HILARY HUGHES

77. Casper Mágico, Nio García, Darell, Nicky Jam, Bad Bunny & Ozuna, Te Bote (Remix)

Te Bote nació mientras el huracán María pasaba por Puerto Rico. Tal vez por eso la canción de Casper Mágico y Nio García está tan llena de justa ira contra un amante infiel: Te eché, cantan lastimeramente, en menos de un minuto. En el remix de siete minutos de la canción, el estribillo se repite en un desfile. de artistas invitados, incluidas las superestrellas Nicky Jam, Bad Bunny y Ozuna, lo que comprensiblemente convirtió la canción en un gran éxito. SUZETTE FERNÁNDEZ

76. Demi Lovato, sobria

La encapsulación más brutal de los años sin contar los incidentes ficticios de los Grammy en el escenario, de todos modos la forma en que la adicción te lleva a momentos en los que nunca podrías imaginar estar en el centro de otra manera. Sin vinculación con ningún proyecto próximo ni con ningún impulso promocional importante, la balada de piano se siente como una auténtica disculpa musical, la voz de Lovato suena tan frágil como su determinación mientras les dice explícitamente a sus padres, fanáticos y futura pareja romántica lo último que quieren escuchar. . Momentos como ella temblando Quiero ser un modelo a seguir / Pero solo soy una admisión humana que no necesitaba ningún roce de la vida real con la tragedia para agregar peso o resonancia, pero lamentablemente y demasiado poéticamente, el mundo tiene uno de todos modos. Australia

75. Metro Boomin hazaña. 21 Salvaje, no salgas de casa

Durante los primeros 25 segundos más o menos, parece bastante sencillo: un ritmo de Metro Boomin cinemático y ligeramente espeluznante que se vuelve aún más siniestro por la presencia inminente de un verso de 21 Savage en el horizonte. Pero en un año en el que los cambios de ritmo a mitad de la canción se han vuelto a poner de moda, Metro y Savage se combinan para crear uno de los más discordantes: el ritmo cae por un precipicio para apoyar un verso al estilo ASMR, en el que Savage ofrece lo único. eso podría hacer que su presencia se parezca aún más a una película de terror en la que susurra acerca de matarte y cómo, precisamente, lo va a hacer. Casi no necesito decírtelo, pero sí, esta canción salió la semana de Halloween de este año. DR

74. Hazaña de Justin Timberlake. Chris Stapleton, di algo

Desde que Justin Timberlake apareció con Chris Stapleton en los CMA de 2015 para interpretar un popurrí de Drink You Away y Tennessee Whiskey, los fanáticos han pedido a gritos más colaboración del dúo. Timberlake cumplió con su álbum Man of the Woods con Say Something, y es todo lo que un seguidor de Timberton podría desear: la voz arenosa de Stapleton contrastando con el croon perfeccionado de una banda de chicos de Timberlake, mucha guitarra vibrante y un coro estelar para cantar. Con suerte, la próxima vez, obtendremos un álbum completo. DW

73. Pusha T, si sabes que sabes

El tema de apertura de DAYTONA If You Know You Know comienza como una estufa de gas a punto de encenderse mientras Pusha T se prepara para incendiar el paisaje del hip-hop. Lo que sigue a la caída instantáneamente icónica es el estafador de Virginia Beach en modo de estadista mayor, elaborando esquemas completos de rimas para abordar repetidamente a su competencia más joven cuando eran niños y disfrutando del botín de sus duras batallas a lo largo de los años. Considéralo otra pepita de sabiduría del trampero convertido en rapero y ocúpate de ganar rayas como la piel de un tigre. BRIAN KRESS

72. Emperatriz de, cuando estoy con él

Lorely Rodríguez, de Los Ángeles, escribió y produjo todo su primer álbum por sí misma, pero trajo colaboradores para su segundo álbum de electro-pop de ensueño, este año Us . Con un telón de fondo de cálidos sintetizadores, una muestra de guitarra funky y un bucle de batería creado por los productores Jim-E Stack y Dan Nigro, Rodríguez mezcló letras en inglés y español para crear una canción pop melancólica sobre el desamor. No sé cómo amar ahora, finjo/ Cuando estoy con él, canta, recorriendo las palabras con un suspiro. Debería sonar triste, considerando el tema, pero su voz es demasiado brillante y la música demasiado rítmica para darle a la tristeza un lugar donde adherirse. CW

71. Canchas de parquet, bien despiertas

Las canchas de parquet tienen fiebre, ¡y la única cura son más timbales! Si el punk y la música disco tuvieran un bebé y lo alimentaran con una dieta constante de Adderall, sonaría como Wide Awake, el homenaje alegre e incansable de los rockeros de Nueva York a finales de los 70 y principios de los 80. Con su línea de bajo funky, licks de guitarra de Dollar Store y percusión latina hipercafeinada, es una canción que podría inspirar un baile loco de codos afilados incluso en los más acérrimos de los wallflowers. No se requiere cocaína. DF

70. Post Malone, mejor ahora

Desde el estribillo instantáneo que inicia el éxito más adictivo de Post hasta la fecha hasta el ritmo de Frank Dukes que es el 90 por ciento de la cama musical de crossover smash, Better Now es una dosis sin cortes de los raros dones de los cantantes y raperos. El MC que jura que no es uno de ellos está en modo fogata aquí, combinando su sensibilidad pop innata y su amor por las vibraciones de los cantautores con la dosis perfecta de arrogancia hip-hop. Demonios, Taylor Swift dijo que estaba tan celosa de esa canción, ese gancho. Además, te prometo/ Te juro que estaré bien/ Solo eres el amor de mi vida, es una de las confesiones de desamor más ballerinas de la historia del rap (o del pop). GIL KAUFMAN

69. Pentágono, Shine

Comenzando con una melodía de piano juguetona y el coguionista EDawn aclarándose la garganta, Shine es una confesión de amor tentativa entregada con un sentido campestre. Impulsados ??por extravagantes metales y cánticos onomatopéyicos, los 10 miembros de la banda de chicos de Corea del Sur alternan entre versos encantadores y raps bulliciosos. La canción no solo se convirtió en la primera entrada del Pentágono en el Top 10 en la lista de ventas de canciones digitales mundiales en abril, sino que también se convirtió en el último sencillo del Pentágono con EDawn; dejó el acto más tarde en el año después de que su relación publicitada con HyunA causara conflictos con el ex sello Cube Entertainment. HERMAN TAMAR

68. Kali Uchis hazaña. Jorja Smith, tirano

Kali Uchis y Jorja Smith lanzaron notables debuts completos de R&B este año con Isolation y Lost & Found , respectivamente. Al unir fuerzas en Tyrant, las dos estrellas emergentes demostraron cuán bien se complementan y cuánto su presencia es una bendición para el género. El ritmo constante de la canción ayuda a llevar el peso de la canción, mientras que el verso aterciopelado de Jorja eleva la pista en lugar de sentirse como una ocurrencia tardía. No pierdas esto/ Lo tenemos todo, canta Smith, y al menos en este momento, no se equivoca. REFUGIOS DE LYNDSEY

67. Kane Brown, Piérdelo

Con dos Country Airplay No. 1 en el bolsillo (What Ifs y Heaven de 2017), Kane Brown consolidó su lugar como creador de éxitos de Nashville con este sencillo principal de su segundo LP. El rockero con tintes de banjo Lose It es a partes iguales mermelada de ventanas abajo y carta de amor coqueta, con versos que muestran el impresionante rango de Brown. Y aunque no fue su primer éxito en las listas de éxitos, Lose It puso fin a Florida Georgia Line y Bebe Rex tiene una racha récord de 50 semanas en la cima de la cuenta Hot Country Songs, lo que demuestra que la estrella de la portada de noviembre de Nosotros no es una maravilla de un solo álbum. TW

66. Nicky Jam y J Balvin, X

Nicky Jam y J Balvins X fusionan el dancehall y el reggae, lo que da como resultado un sonido caribeño nuevo y fresco. Escrita originalmente por J Balvin para su amigo Nicky Jam, quien a su vez le pidió a Balvin que apareciera en la canción. Las pistas, ahora instantáneamente reconocibles y el movimiento de baile característico, inspiraron a legiones de fanáticos a asumir X desafíos, impulsando la canción al número 1 en Billboards Latin. Tabla de reproducción de aire. SF

65. Arctic Monkeys, cuatro de cinco

Como proveedores del ficticio Tranquility Base Hotel and Casino en el álbum de la banda del mismo nombre, Arctic Monkeys, los vagabundos del rock que cambian de forma, no parecen particularmente interesados ????en reservar demasiado el lugar. A un ritmo deliberadamente monótono, Alex Turner sirve como guía turístico altivo del lugar futurista en el sencillo principal Four Out of Five, lanzando frases de moda como es el lugar para ir con un desapego que dice Fui al centro turístico lunar y todo lo que obtuve fue esta camiseta de recuerdo. Es un comentario melancólico sobre nuestra sociedad dependiente de Yelp que, como era de esperar, llevaría a muchos a volverse quisquillosos ante una maravilla del progreso humano. BK

64. J. Cole, KOD

Esto es lo que llamas la expectativa de los fanáticos: J. Cole, modelo moderno del rapero consciente, comenzando la canción principal y abriendo en serio el quinto LP KOD con un alarde como King Push de su destreza en el juego de drogas (Diez teclas de un cuarto de ladrillo/Bentley del látigo de su mamá). Por supuesto, no es tan sencillo: rápidamente se revela que el estribillo que se clava en el cerebro está en algún lugar entre sarcástico y modesto, ya que Cole pasa los versos alardeando de su estado y golpeando a sus críticos, antes de cambiar el tema al pecho inflado. traficantes de drogas con los que creció, con los orgullosos paralelos hablando por sí mismos. Sin embargo, no se necesita voltear para el ritmo: un golpe sencillo pero insistente que le da a la letra tanto el brillo como la gravedad que todo requiere. Australia

63. Hayley Kiyoko, Curiosa

Solo tengo curiosidad, ¿es en serio? se burla de Hayley Kiyoko en esta mermelada pop pulida y gomosa. Pero no se deje engañar por su falso escalofrío: Hayley quiere respuestas. Con la melodía de sintetizadores eufóricos y helados y versos que dejan el mínimo espacio para recuperar el aliento, la cantautora de California (y lesbiana designada por los fans) se burla y coquetea igualmente con la chica en cuestión, cambiando el guión con una sola línea: Dices que me querías, pero te acuestas con él. Lo más destacado de su álbum debut Expectations , Curious sobresale al atreverse a ser específico desde sus referencias directas (¿lo llevaste al muelle de Santa Mónica?) en la pista de baile. CT

62. Kanye West, pueblo fantasma

Deja que su alma gemela artística Kid Cudi articule accidentalmente la narrativa predominante del mentor Kanye Wests 2018: He estado tratando de hacer que me ames/ Pero todo lo que hago te aleja de mí. Kanye pasó el año perdiendo la cabeza porque sentía que estaba descifrando todo, y Ye llega al clímax de los espejos de Ghost Town que se fracturan de manera demasiado brillante. Con sus órganos arremolinados, sus guitarras gruñendo y el estilo clásico de Kanye del gospel de mierda, la canción casi se siente como Runaway, pero más triste, más antigua, más real, este no es el sonido de Yeezus luchando contra sus demonios, es el sonido de él anunciando su rendición con una sonrisa. ¡Ya nada me duele, me siento un poco libre! grita la estrella emergente de la canción 070 Shake desde el otro lado, y es lo más triunfal y aterrador que escucharás en todo el año. Australia

61. Christine y las reinas, no importa

Christine and the Queens, una de las mejores exportaciones de Frances, lanzó el elogiado segundo álbum Chris este año. La cantante nacida como Hlose Letissier ha llamado al destacado tema Doesnt Matter su canción de crisis, explicando que es una catedral, con un ritmo tan inalterable como la piedra blanca. Sobre un ritmo hipnótico al estilo de Mickey, Chris, la evolución del personaje escénico de Letissiers Christine, cuestiona si existe un poder superior (si creo en Dios, y si Dios existe) e insinúa un dolor desenfrenado (porque los pensamientos suicidas que todavía están en mi cabeza/Dale esa horrible sonrisa lateral cuando me acuesto en la cama). Las cosas se ponen aún más interesantes en el puente, cuando presenta a un personaje complejo conocido como un ladrón de soles. Como explicó en el podcast Song Exploder, Chris quiere que esa criatura, que representa la esperanza, huya con el sol y nunca regrese, porque le gusta revolcarse sola en su desesperación por un momento, por favor. GG

60. Marshmello y Anne-Marie, amigos

¿Quieres que te lo deletreemos? Esta canción atrevida es una maravilla. La estrella del pop británica Anne-Marie trae la actitud, diciéndole sin rodeos a su aspirante a amante que no son más que amigos, mientras que el productor de baile ooey-gooey Marshmello trae el ritmo juguetón de la trampa, haciéndote creer que el habitante de la zona de amigos está siendo dejado. abajo fácil (él no). Además de ser tan divertido de escuchar que la reproducción excesiva de la radio no podría arruinarlo, este tema podría ser la mejor lección de ortografía de los 40 principales desde que Gwen Stefani nos enseñó cuántas N hay en las bananas. katie atkinson

59. Chris Stapleton, Halos rotos

En 2018, Chris Stapleton finalmente obtuvo el éxito número 1 en la radio country que probablemente debería haber obtenido hace mucho tiempo. ¿Y por qué no Broken Halos? La pieza central de un delicioso par de discos country de regreso a lo básico del último año y medio, From A Room Vols. 1 y 2 , Broken Halos se erige como un poderoso recordatorio para animarse en medio de la tragedia y la pérdida de seres queridos (No vayas a buscar las razones por las que no se suponía que sabías las respuestas). Es un sentimiento aplicable en todo el mundo, incluida la escena de Nashville, a raíz del rodaje del festival Route 91 Harvest del año pasado. kevin rutherford

58. Carly Rae Jepsen, Fiesta para uno

Carly Rae Jepsen tiene estándares, maldita sea, y no se conformará con nada menos que el tipo de amor por el que luchó en los últimos años Cut to the Feeling o las mariposas que hicieron de Call Me Maybe de 2012 un éxito tan identificable. Con Party For One, la primera muestra de su muy esperado seguimiento de Emotion , Jepsen tiene que ver con el amor propio literal y figurativo: prefiere bailar sola y hacer el amor consigo misma que perder un minuto más con una persona que no está interesada en seguir adelante. su ritmo Es su pérdida, pero definitivamente nuestra ganancia. S.S

57. Boygenius, yo y mi perro

Uno de los regalos más dulces de 2018 fue la fundación de boygenius, el supergrupo demasiado perfecto de los cantautores independientes Julien Baker, Phoebe Bridgers y Lucy Dacus. Su magnum opus EP homónimo de seis pistas es su segunda pista, Me & My Dog, que juega mágicamente con las fortalezas de cada miembro sin dejar nunca de perder la pista de sus imágenes o sus sentimientos. Bridgers recorre el punto, comenzando con dos versos sobre estar tan enamorada de su pareja que se olvida de comer y dormir, llegando a la penúltima línea que todos cantan, Quiero estar demacrado una declaración de que la relación en cuestión puede no haber sido perfecta, pero es mejor que la alternativa. ¿Y qué hay del perro? La línea final encuentra al trío deseando poder escapar en una nave espacial, con nada más que su cachorro y una vista imposible. XANDER ZELLNER

56. Backstreet Boys, no me rompan el corazón

El regreso de las listas de Backstreet Boys 2018 es una de las sorpresas más inesperadas y bienvenidas del año. Y aunque esta súplica de midtempo a un amante es un retroceso, no es a los 90: se remonta aún más atrás para inspirarse en los puños atmosféricos de los 80, con sintetizadores centelleantes y un ritmo insistente y sordo que complementa su aún inmaculada música. armonías y ese falsete delicioso e imposible de cantar. J Lynch

55. Cardi B, ten cuidado

En enero, apareció un video de un concierto de YouTube de Cardi B en el que la rapera del Bronx parafraseaba la letra de Beyonce Dont Hurt Yourself (Haces esa mierda otra vez, perderás a tu esposa) que se interpretó como una advertencia al esposo superestrella Offset de que ella no tolerar a un cónyuge infiel. Solo unos meses después, lanzó su propia reprimenda a aquellos que joderían con su corazón. Pero donde la advertencia de Beys a Jay-Z fue una explosión de furia sin filtrar y una guitarra distorsionada de Jack White, Cardis Be Careful es un asunto musicalmente más genial, emocionalmente más complejo y (a riesgo de ofender a Beyhive) también más honesto. Sí, Cardis escupiendo ira Me pones enfermo es un estribillo repetido pero sin ocultar el dolor: Mi corazón es como un paquete con una etiqueta frágil/ Ten cuidado conmigo, le canta al hombre que admite que todavía adora. A raíz de la reciente ruptura de ella y Offset, tal vez alguien no estaba escuchando. DF

54. Fomenta a la gente, siéntate a mi lado

Algunas canciones que escuchas en la radio suenan tan naturales que el artista detrás de ellas parece haber descifrado el código de toda la música pop. But if the formula for a hit were as simple as that and this songs narrative: Hey! ¡Eh, tú! Just come sit here. Lets see what happens after you just like, sit here Foster the People would likely have had a laid-back, head-boppable smash once a week instead of once every eight years. However they found it, and whether or not they can repeat it, the recipe for Sit Next to Me proved a winner in 2018: Its a feel good song that everybody just feels good about, said no less an authority than my 60-year-old dad when I asked him to explain why he loves this song so much. JAYME KLOCK

53. James Bay, Pink Lemonade

What do you do when you craft a pair of hits, Hold Back the River and Let It Go, that seemingly chart you a rigid course to singer-songwriter superstardom, perhaps as the next Ed Sheeran? If youre James Bay, you cut your hair, toss the acoustic in the closet and write the best Strokes song since Under Cover of Darkness, complete with a chugging, garage rock-y guitar riff, a memorable bassline and smoldering vocals. Bay may very well morph again come album three, so enjoy his newly bedazzled, groovy look and sound while you can. CR

52. Florence + The Machine, Hunger

Florence + the Machines specialty is chest-thumping, seratonin-spiking motivational anthems for the new millennium and Hunger is no exception to the tradition established by Dog Days Are Over, Shake It Off and Youve Got the Love before it. The lead single off 2018s High As Hopes has Florence Welch soaring over gritty revelations this time about looking for love in the wrong places and settling for what one finds instead and dressing them up in with euphoric, string-laden instrumentation and a simple chorus perfect for arena sing-alongs. HH

51. Mitski, Nobody

In 193 seconds, indie-rock powerhouse Mitski sings the word Nobody 34 times. Its this repetition, despite the tracks glistening disco beat, that makes the outsiders anthem feel so isolating (and, when paired with its surreal music video, disorienting). And its not just the songs titular mantra that proves so disquieting Mitskis calm yet yearning delivery throughout the track eases the listener into a captive trance of loneliness alongside her. EF

50. Billie Eilish, You Should See Me in a Crown

In the few years since 16-year-old Billie Eilish started releasing music, shes armed herself with an arsenal of tender ballads, edgy bangers and ukulele-plucked spoken-word stories. But on the ominous You Should See Me In A Crown, she creates a hybrid of her softer and harder selves as the explosive track seesaws between a bare-bones beat and bass blitz. With four simultaneous Hot 100 hits as the year draws to a close, this teen queen needs no other crown she already has the alt-pop throne. LH

49. Charlie Puth feat. Kehlani, Done For Me

Puth channels mid-80s Wham! on this Voicenotes strutter, from to the opening keyboard riff down to his gentle slide into falsetto and the petulant attitude. Hes walking away, but Kehlani has her own fierce thoughts on the matter, making it clear that shes fed up with trying to allay his unfounded jealousy (though the video pairs Kehlani with a woman in a separate story line). Puth and Kehlanis chemistry, even stronger here than on their 2015 cover of Drakes Hotline Bling, lifts the bouncy track into something much more than a merely nostalgic throwback. MELINDA NEWMAN

48. Silk City feat. Dua Lipa, Electricidad

Its no surprise that super-producers Diplo and Mark Ronson make a great team, nor is it surprising that the newly formed duo ended up breaking into the Hot 100 within their first few singles. Electricity is a supercharged groover that features one of 2018s unwavering hitmakers: Dua Lipa, who turns listeners into dancers with her standout vocals and thundering hooks. The songs steamy music video may take place in the dark, but bumping this hit at any house party is guaranteed to light up the room. DR

47. Ariana Grande, Breathin

A frightening terrorist attack. A tearful break-up. A whirlwind engagement. The passing of a loved one. Endless criticism on social media. This would all be enough to send anyone into a frantic spiral, but Ariana Grande (who conquered all of this and much more in 2018) created an anthem to help get herself and others through grievous times. Just when youre think youre reaching a breaking point, this euphoric-yet-meditative dance-pop mantra reminds us that we already have a lifeline: Just keep breathin and breathin and breathin and breathin. BIANCA GRACIA

46. Lana Del Rey, Mariners Apartment Complex

Lana Del Reys voice has always had a bewitching effect, but on Mariners Apartment Complex, the pop siren actively wants to lull her subject into a contented state: You lose your way, just take my hand/ Youre lost at sea, then Ill command your boat to me again, she asserts. For a song about placing unconditional faith in another, Del Rey entrusted alt-pop favorite Jack Antonoff, who arranges a luscious tapestry of guitar strums and piano melodies to complement the spell she casts, resulting in one of the most fully developed singles of her career. JASON LIPSHUTZ

45. Rae Sremmurd feat. Jugoso J, Powerglide

As Swae Lee and Slim Jxmmi told Nosotros this spring, Rae Sremmurds ominous banger Powerglide, from the duos triple album SR3MM , all started with a sample. Producer Mally Mall, aka Jamal Rashid, played the brothers an instrumental track based around Three 6 Mafias Side 2 Side at his Encino Hills studio. Swae threw on some sing-rap verses and a chorus that celebrates cars, girls, money and the powerglide. No, not the automatic transmission. As Swae said, powerglide was just like a dope-ass word It seems like youre fucking floating or flying or something. Jxmmi also busted in with a quickly composed, aggressively delivered verse, though it was only fitting that they brought in Juicy J, whom the two met at a party, to offer a rhyming masterclass and even an RIP Lil Peep shoutout. CW

44. Old Dominion, Hotel Key

From the opening slinky guitar riff to the repeated piano chords of the chorus, this jaunty country-pop jam tells a vivid story thanks to the tiny lyrical details her half-drunk smile, his half an ounce sprinkled throughout. The girl in the feel-good country smash might have thought the hotel key was the best souvenir she got out of her carefree one-night stand, but it turns out its this slyly sexy song instead. ka

43. Red Velvet, Bad Boy

Femme fatales and bad boys go hand in hand at least, thats the end point of this tainted game of cat and mouse. This K-pop girl group, known for their cute yet mature duality, immerses you straight away in their moody soundscapes, filling this R&B jam with intricate details such aa siren onomatopoeia, clacking high heels and harmonies to spare. Its the latest proof that, in pop music, its not contradictory to be badass and soft at once. CAITLIN KELLEY

42. Drake, In My Feelings

Thank Yeezus. Sure, it wasnt Yes annus mirabilis musically or culturally but his tiff with frenemy Drake partly inspired social medias top tune of the year, In My Feelings. Across the board, it has all the ingredients of a Drake smash: half-sung, half-rapped vocals; a well-timed cameo from a newcomer (in this case, the uncredited City Girls); lyrics that authored countless Instagram captions; and dear God, that title. Even cynics who lamented the nod to New Orleans bounce music as just another stamp in Aubrey culture vulture Grahams passport were no doubt sucked into the songs inescapable summer dance challenge crafted by comedian Shiggy. If you didnt master it this year, dont fret: The dance ensured that Feelings will be a staple at wedding receptions and family reunions for years to come. ejército de reserva

41. Teyana Taylor, WTP

The year that saw Pose bring ball culture realness to TV also gave us WTP, Teyana Taylors irresistible salute to the quietly influential queer scene. Taylor silkily croons over a rubbery bass line and a delicious sample of Ellis D and Boom Booms 1989 house track Work This Pussy, while iconoclastic rapper Mykki Blanco assumes the role of tart-tongued ballroom commentator, assuring us that Taylor is a mo-ther fu-cking DIVA. An audio snippet from Octavia St. Laurent from the 1990 documentary Paris Is Burning serves as a coda, paying tribute to one of Harlem ball cultures late icons. J Lynch

40. Mac Miller, Self Care

Its difficult to separate the intended message behind Self Care from the reality of the Pittsburgh rappers untimely passing in September. From eerily prescient bars that would play out in headlines to the image of Miller carving Momento Mori into his casket lid in the music video, every aspect of the song now seems to hint at tragedy. Self Care was always a cautionary tale of falling too deep in the search for inner peace, but its the loss of Miller that gives an unshakeable urgency to the message about finding salvation beyond your vices. BK

39. Khalid & Normani, Love Lies

The best kind of seduction is often the subtlest something Khalid and Normani know well on Love Lies. The Love, Simon soundtrack standout depicts the early stages of a lustful tug o war as both partners put aside their hesitations about jumping into a new relationship. The singers play the roles well, with Normanis husky come-hither vocals billowing like smoke as Khalid asks Are you down for the ride? in his signature grainy tone. Clearly everyone was the song peaked at No. 9 on the Hot 100. BG

38. Juice WRLD, Lucid Dreams

The formula for Lucid Dreams isnt anything new it pairs hazy production underlined by an acoustic guitar ( borrowed from Stings Shape of My Heart) with dark lyrics about coping with a broken heart. What is new, though, is that a SoundCloud rapper found his way to top 40 radio (and hit No. 7 on Nosotros s Pop Songs chart) thanks to the songs crossover appeal via its unusually melodic backbone and undeniably catchy chorus. Whether blaring through the speakers at a club or on headphones in your bedroom, Lucid Dreams is a speak-your-truth soundtrack for anyones half-conscious reality. LH

37. The 1975, Give Yourself a Try

Video:

Ir arriba